2011-09-27 Radio Vaticana

RV – Coherente con su denuncia de dictaduras como el nazismo y el comunismo –que después de prometer paraísos, no fueron más que “lluvias ácidas”, el Papa Benedicto visitó Alemania “para encontrarse con la gente, reflexionar y rezar juntos” como él mismo expresó. “El cristianismo nunca impuso al Estado un derecho revelado por Dios, por el contrario, se ha remitido a la naturaleza y a la razón como verdaderas fuentes del derecho”, dijo Benedicto en su respuesta a la invitación del Parlamento alemán con una reflexión calificada como “discurso del siglo”.
brbr

La actitud y la palabra del Sucesor de Pedro en este viaje, corresponden a la propuesta apostólica y pastoral de afrontar con decisión la actual dictadura del “relativismo”. Y esto, también desde los frentes ecuménico e interreligioso, como queda de manifiesto en los discursos del encuentro con los musulmanes, con los protestantes en la cuna misma de Lutero, y con los ortodoxos, dado que el relativismo intenta eliminar a Dios, la religión, la fe.
En el mismo sentido, los que dañan a la Iglesia católica –afirmó el Papa- no son sus adversarios sino los cristianos tibios en su fe; los rutinarios que responden al boato. Por la cruz, la fe cristiana es siempre un escándalo, sin embargo, éste escándalo queda oscurecido por escándalos de los que deben anunciarla.
brbr

De todas maneras –profundiza el Obispo de Roma-, la secularización ayuda a la purificación de la fe. La gente necesita


Fuente Sitio Oficial de Noticias de la Santa Sede 'Vatican Information Service' (VIS): Sigue leyendo en la nota original