2011-10-31 Radio Vaticana

Lunes, 31 oct (RV).- Benedicto XVI ha recibido esta mañana las cartas credenciales del nuevo embajador de Brasil ante la Santa Sede, Almir Franco de Sa Barbuda. En el discurso que ha entregado al diplomático brasileño, el Papa recuerda el gran afecto y cariño que recibió durante su visita pastoral en 2007 y agradece con profunda gratitud y con profundo aprecio la voluntad demostrada por el gobierno y la nación, en dar apoyo a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará, Dios mediante, en 2013 en Río de Janeiro.

Rememorando la historia, el Pontífice ha recordando que una vez lograda su independencia, Brasil estableció muy pronto relaciones diplomáticas con la Santa Sede, un paso más en los fecundos lazos de este país con la Iglesia Católica, que empezó con una misa celebrada el 26 de abril de 1500 y que ha dejado a lo largo de los siglos muchos testimonios. Como las ciudades con nombres de santos, y diversos monumentos religiosos, como la estatua del Cristo Redentor con los brazos abiertos, en un gesto de bendición para toda la nación. Pero sobre todo, la Iglesia ha ayudado a forjar el espíritu de Brasil, que se caracteriza por la generosidad, la laboriosidad, el aprecio por los valores familiares y la defensa de la vida humana en todas sus etapas.

El Santo Padre ha señalado que un capítulo importante de esta historia fructífera fue escrito con el acuerdo firmado entre la Santa


Fuente Sitio Oficial de Noticias de la Santa Sede 'Vatican Information Service' (VIS): Sigue leyendo en la nota original