En la casa Betania, Loma Hermosa, se ha realizado la 8va Acampada de Cadetes del Colegio Militar de la Nación. Ha sido un momento de encuentro profundo con el Señor donde 18 cadetes y un Teniente Primero han abierto su corazón a la acción de Dios.

El director espiritual, P. Ignacio Cherino, ha hecho vibrar los corazones con su palabra, inundada de piedad y sabiduría.

El Capellán del Colegio Militar de la Nación, P. Daniel Dominguez, presidió la misa de clausura, recordando a los cadetes las palabras de san Agustín “Videant me, Domine, et videant Te” (que me vean, Señor, y que te vean). A partir de ahora esa debe ser la jaculatoria que como acampados, deben decir siempre.