En el marco del bicentenario del nombramiento como primera Generala del Ejercito a la Virgen de la Merced, la Capellanía Mayor del Ejército organizó una peregrinación con la bella imagen que se venera en el Edificio “Libertador”, sede del Estado Mayor General de dicha fuerza.

El martes 21 llegó la imagen escoltada por 18 cadetes y 2 oficiales vestidos con el uniforme propio del Colegio, precedidos por incienso, cruz procesional, cirios, y seguidos por el Capellán del Instituto junto a otros seis sacerdotes. En el patio de honor del Colegio Militar de la Nación aguardaban tropas formadas, mientras la Agrupación Sinfónica del Ejército ejecutaba los acordes de la Marcha de San Lorenzo.

Acto seguido, se colocó la imagen a la derecha del altar, el cual estaba acondicionado elegantemente para tan solemne celebración. Se entonó el Himno Nacional y comenzó la celebración de la Misa. Estuvo presente el cuerpo de cadetes, oficiales, suboficiales, soldados, profesores y personal civil del instituto.

Gracias a la colaboración de los seis capellanes invitados, una gran cantidad de fieles pudo acercarse a la Eucaristía, ya se realizaron confesiones desde las 08:00 de la mañana hasta las 12.30, hora a la que empezó la Misa.

A las 16:00 hs, en el salón de actos del Colegio Militar, con la presencia de todos los oficiales y suboficiales del instituto; ingresó la imagen, escoltada por cuatro cadetes que la colocaron en el centro del escenario. Allí hubo una reflexión sobre la Virgen de la Merced a cargo del Capellán del Colegio, Padre Daniel Domínguez.

A las 19:00 hs se realizó la segunda reflexión, esta vez a cargo del Padre Rodolfo Brom, Capellán de la I Brigada de la Fuerza Aérea, quien constantemente colabora con la capellanía del Colegio.

Terminadas las reflexiones, la imagen fue trasladada solemnemente al oratorio del instituto y comenzó lo que el equipo pastoral del Colegio Militar de la Nación dio en llamar: “La noche heroica por la Virgen de la Merced”. Esta consiste en la vela, adoración al Santísimo Sacramento del Altar y veneración de nuestra Santísima Madre, Nuestra Señora de la Merced. Hora tras hora, los cadetes fueron ingresando por subunidades para orar, rezar el Santo Rosario. Además se hicieron súplicas letánicas y cantos durante toda la noche con presencia voluntaria de cadetes, oficiales y suboficiales, hasta la clausura con la celebración de la Santa Misa a las 06:30 hs.

Desde este Obispado destacamos  la acción del equipo pastoral que efectuó la coordinación con los enlaces que hay en cada subunidad y el mismo capellán.

La visita de imagen de nuestra Madre ha sido un momento de gracia para el Colegio Militar.