Con el fin de acompañar a los pacientes de internaciones prolongadas y de fomentar el espíritu de familia, se llevó a cabo el jueves 23 de agosto un acto de piedad comunitario frente a la imagen de Nuestra Señora de Luján que preside el corredor frente al gimnasio del Hospital Militar Central, la cual fue recientemente entronizada.

Allí, luego de que cada uno hiciera presente sus intenciones, el Capellán del hospital, Padre Oscar Naef, meditó la Palabra de Dios, invitó a la oración e impartió la Bendición.