Respondiendo a la convocatoria del Papa Francisco, Mons. Pedro Candia parcitipó de las actividades de la  Jornada Mundial de la Juventud Rio 2013 junto a la delegación Argentina.

Los diversos actos presididos por el Sumo Pontífice y las demás actividades previstas en el encuentro de jóvenes, han sido el espacio donde los sacerdotes y obispos argentinos han podido acompañar a los jóvenes, que movidos por las predicaciones del Santo Padre, han renovado el espíritu de Fe y se han comprometido a vivir como discípulos-misioneros del Señor.

Además de ser testigo y partícipe de esta experiencia eclesial, Monseñor Candia ha podido acompañar a los participantes con diversas charlas personales y la atención de confesiones que se daban durante la visita a los diversos grupos que pasaban los días y las noches acampando en Copacabana para conservar el mejor lugar que podían encontrar para ver y escuchar al Papa.

Las actividades más representativas han sido el encuentro con los argentinos, el Vía Crucis, la Vigilia y la Misa de Clausura que pueden definirse como los momentos más inolvidables del JMJ.