El día 15 de septiembre se llevó a cabo la tradicional procesión que se realiza ininterrumpidamente desde el año 1692, en la Catedral Basílica de Salta dando inicio a la Gran Fiesta de la Fe en la que participaron una multitud de peregrinos.

El Comandante de la V  Brigada de Montaña, Coronel Mayor Juan Rodolfo Brocca, junto al Segundo Comandante, Coronel Guillermo Ángel Tabernero, acompañaron a la Imagen del Señor del Milagro y los Jefes de Elementos de la Guarnición de Ejército “Salta” escoltaron a la Imagen de la Virgen del Milagro. Por su parte, los soldados del Regimiento de Caballería Ligero 5, con sus uniformes históricos formaron la escolta de honor de las cuatro Imágenes. Y los Oficiales, Suboficiales y Soldados participaron del recorrido acompañados de sus familiares.

El acto central de los festejos se realizó en el parque 20 de Febrero, que evoca la histórica Batalla de Salta y una vez allí, la Banda Militar “Coronel Bonifacio Ruíz de los Llanos” ejecutó el Himno del Milagro cuando arribaron las Sagradas Imágenes. La procesión y la Misa central fueron celebradas por Monseñor Mario Antonio Cargnello, Arzobispo de la Arquidiócesis de Salta,  que luego dirigió unas palabras a los files resaltando el sacrificio y la fe de miles de creyentes y realizó junto al pueblo de Salta la renovación del Pacto de Fidelidad con sus Santos Patronos. Concelebró el padre Marcelo Enrique Méndez, Capellán Castrense de la V  Brigada de Montaña.

Una vez concluida la celebración, las imágenes regresaron a la Catedral. Fueron despedidas con pétalos de rosa rojos, blancos y rosas que caían desde los campanarios mientras los fieles agitaban sus pañuelos. Las imágenes fueron colocadas en el templo hasta el año siguiente, cuando se volverá a vivir un nuevo “Milagro de la Fe”.