La Jefatura del Estado Mayor General del Ejército otorgó la “Orden a los Servicios Distinguidos” al Mérito Militar, en el grado de “Gran Cruz” a la Capellanía Mayor del Ejército, en el contexto de la celebración del bicentenario de su creación el pasado 24 de septiembre.

Teniendo en cuenta el  continuo y meritorio apoyo pastoral que la Capellanía Mayor del Ejército le ha prestado a los miembros de la fuerza y sus familiares, socorriendo a los necesitados, brindando alivio a los que sufren y prestando su solidaria contención.

Significación heráldica:

Tiende a exaltar las más ponderables virtudes castrenses entre las que se destacan: nobleza, sabiduría, lealtad, integridad, firmeza, valor, templanza, fortaleza, tenacidad, honradez y perseverancia.

El cóndor, en la parte superior, simboliza el espíritu Libertador que inspiró la gesta Sanmartiniana y es sostén de los ideales patrios.

El rojo de la Cruz, para personal militar, simboliza la sangre y el fuego del combate.

El sol, como pieza de honor, ocupa el centro de la distinción sobre el eje de la cruz y se halla inscripto en la escarapela irradiando sus rayos flamígeros. Es símbolo de unidad, claridad, majestad, representando el sol de la Revolución de Mayo. Sus rayos trascienden, abarcando los cuadrantes de la cruz, dándole sentido al sacrificio con su atributo iluminador de los ideales de la Patria independiente. Los laureles inscriptos en el sol, glorifican la victoria de las armas de la Patria.

En el reverso, el escudo de las armas, con las insignias correspondientes a las distintas armas que integran la Fuerza, representan la unidad espiritual y material de la ética castrense en el cumplimiento de la misión.