El pasado 1 de marzo se llevo a cabo la ceremonia conmemorativa del centenario del paso a la inmortalidad del ingeniero y aviador Jorge, en el mismo lugar desde donde el 25 de Diciembre de 1907 partiera en globo hacia la República del Uruguay, logrando el cruce del Río de la Plata y constituyendo de esta manera, el primer vuelo realizado en el país.

El Campo Argentino de Polo, tradicional estadio del barrio de Palermo y conocido a nivel mundial como “La Catedral del Polo”, se vistió de gala y las tribunas se colmaron para presenciar el homenaje al fundador de la Aeronáutica Militar Argentina organizado por la Fuerza Aérea.

La postal emblemática que enmarco este acto fue un escenario con la Orquesta de Concierto de la la Fuerza Aérea, y en sus laterales la Banda de Música del Estado Mayor General de la FAA, y la Banda del Liceo Aeronáutico Militar. También se podía apreciar el vehículo Anasagasti utilizado por el Ing. Jorge Newbery junto a diferentes modelos de autos clásicos; y los Globos Aerostáticos de la Asociación Aerostáticos Argentinos.

La ceremonia fue presidida por el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Brigadier General (VGM) Mario Miguel Callejo quien estuvo acompañado por el Subjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Brigadier Mayor (VGM) Arturo Infante. También asistieron altas autoridades militares, municipales; el Presidente de la Asociación Argentina de Polo; el Presidente del Club de Automóviles Clásicos; el sobrino nieto del precursor de la Aeronáutica, Horacio Ricardo Joost Newbery, civiles e invitados especiales.

El emotivo homenaje al padre de la Aviación Argentina comenzó con la interpretación del Himno Nacional a cargo de la Orquesta de Concierto de la Fuerza Aérea.

Luego el Capellán Mayor Castrense de la Institución, Ricardo González leyó un mensaje enviado por el Papa Francisco: “Al conmemorar el 100º aniversario del fallecimiento del ingeniero Jorge Newbery, precursor de la Fuerza Aérea Argentina, el Santo Padre saluda con afecto al Capellán, y a todos los miembros de la Fuerza, a la vez los exhorta a que, a ejemplo de quien fuera el pionero de la aviación en esa amada Nación, puedan seguir cumpliendo con honor la noble tarea para la que fueron formados y poder así desempeñarse con fervor como profesionales y verdaderos cristianos. Invocando por la mediación de la Santísima Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de Loreto, copiosas gracias divinas, el Sumo Pontífe les imparte su paternal bendición Apostólica a todos los participantes en el solemne acto”.

Cerrando esta ceremonia conmemorativa hubo una suelta de globos celestes y blancos acompañados por un repertorio musical interpretado por las Bandas de Música de la Fuerza Aérea.

Fuente: Noticias en Vuelo