Compartiendo la alegría de la Iglesia Universal por la canonización de Juan Pablo II y de Juan XXIII, se llevó a cabo en el día de ayer, una Misa de Acción de Gracias en la Catedral Castrense Stella Maris, la cual fue presidida por Monseñor Pedro Candia y concelebrada por los señores Capellanes Mayores de la Armada, Fuerza Aérea, Gendarmería y Prefectura.

Asistieron a la celebración altas autoridades y delegaciones de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y del Estado Mayor Conjunto, así como gran parte del Clero Castrense.

La canonización del Papa Juan Pablo II alegra de manera especial a nuestra familia castrense debido a la cercanía que el Sumo Pontífice tuvo para con los Ordinariatos Militares al promulgar la Constitución Apostólica Spirituali Militum Curae el 21 de abril de 1986, que estableció la actual reglamentación canónica para la atención espiritual de los hombres de armas, teniendo en cuenta las peculiares circunstancias propias de la vida que llevan.