Entre los días 9 y 12 de abril, tuvo lugar la XXVI acampada masculina de la Escuela de Oficiales de Gendarmería General D. Martín Miguel de Güemes.

¨La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría (…)¨, nos dice el Papa Francisco en su  exhortación apostólica Evangelii Gaudium, y ésta sin duda ha sido para 34 jóvenes la experiencia que ha marcado su encuentro personal con Cristo durante esta acampada.

En éste espíritu y teniendo en cuenta las necesidades formativas de los Cadetes, es de vital importancia las acampadas y retiros espirituales, que tienen como objetivo primordial que los jóvenes reflexionen en un ámbito adecuado sobre su vida interior, la relación con sus semejantes y descubran en su fe los principios fundamentales de su existencia, vocación y destino.

Durante la acampada se desarrollaron charlas, momentos de reflexión y trabajo en grupo, bajo la guía espiritual del Padre Carlos Alberto Pombo, Capellán Castrense de la escuela: “Es de notar la colaboración generosa y atenta de toda la institución que posibilita la correcta y efectiva puesta en marcha de estas actividades, lo cual se debe y es  fruto de una comunidad educativa que respeta y alienta lo mejor de la persona, para bien de la sociedad, de la institución, y mayor gloria de Dios, valorando  la conveniencia de las mismas para el mantenimiento de la moral y acrecentar el sentido de pertenencia  y desarrollo de sus capacidades en pos del bien común, ” expresó.