Una comisión, encabezada por el Administrador Diocesano, Monseñor Pedro Candia, participó de la 56º Peregrinación Militar Internacional al Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, Francia. Se desarrolló entre el 16 y 18 de mayo.

 Esta peregrinación se lleva a cabo todos los años junto a la Gruta de la Virgen y fue instituida al término de la Segunda Guerra Mundial a fin de que los distintos miembros de las Fuerzas Armadas  recen juntos por el mantenimiento de la Paz.

 Mons. Candia estuvo acompañado por el Capellán Mayor del Ejército, un capellán de la Fuerza Aérea, un General del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, un Mayor del Ejército y tres cadetes representando a cada una de las fuerzas (abanderado y escoltas): Ejército, Armada y Fuerza Aérea. Además, se sumó a la peregrinación el Agregado Militar en Francia.

 Las jornadas prevén actividades en conjunto y específicas para cada delegación. Nuestros participantes compartieron estas últimas con la nutrida delegación de España. Entre las ceremonias y actividades a destacar se mencionan: la ceremonia de apertura en la basílica subterránea dedicada a San Pio X; el rezo del Rosario frente a la Gruta en horas de la noche; la celebración de la misa en el altar de la Gruta; homenaje a los soldados caídos en las Guerras Mundiales; conferencia sobre los desafíos para el mantenimiento de la paz en el mundo de hoy; procesión nocturna con antorchas frente al Santuario y seguidamente bendición con el Santísimo Sacramento; tiempo de adoración al Santísimo Sacramento; celebración de una multitudinaria misa de clausura.

 A ello se suma los momentos de camaradería compartidos entre los hombres y mujeres participantes y gestos de caridad hacia los más necesitados.

 El Santo Padre, a través del Secretario de Estado envió su salutación y bendición. Participaron alrededor de 50 países incluidos los Guardias Suizos de la Santa Sede.