“Padre de bondad, Señor todopoderoso y eterno, autor y conservador de todo lo que existe en el universo, ante quien todo hombre sensato dobla su rodilla para adorar, bendecir y proclamar que tú eres nuestro Dios, infinito en misericordia.

Hoy, elevamos hasta ti un cántico de alabanza para poner bajo tus pies el agradecimiento de los hombres y mujeres del Ejército Argentino que con orgullo ciudadano festejan el aniversario de esta noble Institución de la República en la cual se encarna la vocación de servicio de quienes custodian y defienden la soberanía y la paz.

Imploramos,  Señor, tu bondad para que tus bendiciones sobre la comunidad del Ejército, que por la intercesión de la Virgen Generala de la Merced los cuides y sostengas en el camino de la misión, el testimonio personal y la entrega generosa en el servicio.  Por Jesucristo nuestro Señor. Amén “

29 de mayo de 2014