El día 2 de julio, Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado, presidió la celebración de la eucaristía en la cual se bendijo solemnemente la nueva Capilla del Hospital Militar Campo de Mayo.

 La dedicación de la Capilla a Nuestra Señora de Malvinas se vincula especialmente a la importancia que posee ese Hospital en la atención de los Veteranos de la Guerra de Malvinas que llevan las consecuencias de aquel hecho militar en su salud. La imagen que presidirá el templo es la de Nuestra Señora de Luján con las islas Malvinas a sus pies junto a un receptáculo con tierra de Malvinas.

 Previamente a la celebración de bendición de la iglesia se bendijo la imagen de la Virgen en el Cenotafio de Campo de Mayo donde también se rezó por los caídos en la guerra, los veteranos y sus familias. Luego la imagen fue trasladada procesionalmente hasta la nueva Capilla del Hospital.

 Estuvieron presentes en la celebración junto a Monseñor Candia, el Capellán Mayor del Ejército, Padre Oscar Ángel Naef; el Delegado para la Pastoral de la Salud del Obispado Castrense de Argentina, Monseñor Eugenio Ferrari; el Capellán del Hospital, Padre Roberto Beldi; El Director del Hospital Militar Central, Grl San Horacio Clemente Magallanes; el Comandante de la Guarnición Militar Buenos Aires, Grl Brig Juan Martín Pera; el Director General de Aviación, Grl Brig Mariano Antonio Arturo Cuevillas; el Director General del Hospital Militar Central, Cnl Med Juan Carlos Stel y representantes de las distintas asociaciones de veteranos de guerra e invitados especiales.