En el centésimo segundo aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, seguimos una vez más las exhortaciones del apóstol San Pablo que nos enseña que debemos ser agradecidos a Dios en toda ocasión, por medio de Cristo.

Padre todopoderoso, dispensador de todos los bienes, en nombre de las mujeres y hombres que trabajan denodadamente al servicio de la FAA te pedimos que los continúes guiando en su diaria labor, a fin de que ejerzan su vocación nutridos de los valores evangélicos, en renovado compromiso con la vida democrática e impregnando su tarea al servicio de la paz.

Rogamos también por aquellos hombres y mujeres que nos han precedido en el camino hacia tu morada, para que los acojas y recompenses por sus buenas obras especialmente a quienes han dado la vida por la patria.

Te pedimos humildemente que recibas a nuestras intensiones y que nos protejas siempre a la sombra de tus alas.

Por Jesucristo nuestro Señor y por la intersección de nuestra patrona, la Virgen de Loreto.

 

Amen