El miércoles 3 de Septiembre se realizó la XII Jornada Nacional de Pastoral de la Salud y desarrolló el tema “El cuidado pastoral de las personas con enfermedades neurodegenerativas”,  en el salón de actos de la Escuela Superior Técnica.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Monseñor Luis Eugenio Ferrari, delegado de la Pastoral de la Salud, quién destacó la presencia de la Iglesia Castrense en al ámbito de la Salud a lo largo y ancho del país.  Puntualizó que siguiendo las orientaciones emanadas del Pontificio Consejo para la Salud se orienta e ilumina a todos los agentes de la salud para lograr una atención más humana y acompañamiento espiritual.

Las autoridades presentes fueron el General Magallanes (Director General del H.M.C.), el Coronel Mayor Pesca (Director Médico H.M.C.) y el Capellán Mayor del Ejército, Padre Oscar Naef. Contó con la presencia de Coroneles y Capitanes de Navío como así también de Oficiales y Suboficiales de distintos grados pertenecientes al Ejército,  Armada, Fuerza Aérea, y Prefectura. Entre el público presente participaron los Capellanes y Religiosas de hospitales como así también de estudiantes de la U.C.A. y de la Escuela Superior Técnica y de Guerra.

La introducción estuvo a cargo del Dr. Rago,  luego el Dr. Adjigogovic expuso sobre “Corea”. El Dr. Páez de la Torre habló sobre “Esclerosis Lateral Amiotrofica”,  luego el Capellán Mayor del Ejercito, Padre Oscar Naef leyó una carta enviada por Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano del Obispado Castrense.

El Dr. Marty hablo sobre “Los cambios cognitivos en la evolución de la edad”.

Luego el Dr. Burtaccio habló sobre “Acompañamiento terapéutico en la etapa final”.   El Dr. Balcarce sobre Esperanza y Salud.  Y por último el R.P. Lepore habló sobre “Acompañamiento espiritual a los pacientes con enfermedades neurodegenerativas”.

El cierre estuvo a cargo de Mons. Luis Ferrari quien asiendo una síntesis de todo lo expuesto rescatando la importancia del acompañamiento afectivo de estos pacientes y el gran auxilio que presta la familia para el atraso de esta enfermedad como así también el valor de los Sacramentos que fortalece al paciente y al grupo familiar.   Agradeció a todos los médicos y enfermeros como así también a los Capellanes y Religiosas que se esfuerzan en lograr una atención humanitaria y cristiana al paciente.