Hondo pesar en la comunidad castrense, motivó el deceso del Padre Teófilo Antonio Redes Britez, quien fuera Capellán Castrense durante 21 años sirviendo a los hombres que sirven a la Patria.
El padre Teófilo nació en Asunción del Paraguay el 28 de diciembre de 1940.
Fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1983 en la ciudad de Santo Tomé, provincia de Corrientes.
El padre Teófilo, amén a su vocación sacerdotal, estudió medicina y química en la Universidad de córdoba, graduándose como bioquímico y enfermero. De espíritu amable, y servicial, hablaba 4 idiomas (español, francés, portugués y guaraní) y desempeñó con espíritu cristiano su rol como capellán desde 1989 año en que se incorporó al Obispado Castrense como sacerdote auxiliar del Ejército Argentino, siendo su primer destino el Grupo de Artillería 3 de paso de los Libres.
Luego pasó a prestar servicios pastorales en el Comando del IIdo Cuerpo del Ejército, siendo responsable de atender las Guarniciones Militares de Alvear, Yapeyú, Paso de los Libres y santo Tomé.
En 1990 fue destinado a atender el Escuadrón 7 de la Gendarmería Nacional de Paso de los Libres.
En el mes de mayo de 1991 fue honrado con el oficio de Capellán Castrense.
En el año 1992, fue trasladado al Regimiento de Infantería 5 de Paso de los Libres, atendiendo a su vez el Destacamento de Inteligencia 123 de esa misma ciudad.
Un año más tarde, atendió pastoralmente el Grupo de Artillería 3 – Escuela y el Destacamento de Inteligencia 123 de paso de los Libres, misión que desempeñó hasta el mes de mayo de 1994 cuando fue trasladado a la provincia de Misiones para atender pastoralmente la Brigada de Monte XII de Posadas, en donde se retiró como Capellán Castrense en el año 2010.
Falleció el día 28 de noviembre de 2014, un mes antes de cumplir los 74 años de edad.
El Obispado Castrense de Argentina, y toda la familia que lo integra, toma parte en el dolor por su ausencia y reza por el alma de nuestro querido hermano, para que Dios lo tenga a su lado.
Nuestro Señor, haga brillar sobre el padre Teófilo la luz que no tiene fin. Descanse en Paz. Amén.