El pasado jueves 20 de noviembre, con el discurso del Presidente del Pontificio Consejo para los Operadores Sanitarios S.E. Mons. Zygmunt Zimowski, se dio inicio a las jornadas de reflexión en el Aula Sinodal.

En esta oportunidad participaron 650 representantes de 57 países. Por nuestro país estuvieron presentes también dos matrimonios con hijos que padecen autismo y Monseñor Eugenio Ferrari, Delegado Diocesano para la Pastoral de la Salud del Obispado Castrense.

A continuación del discurso de apertura fue presentado el joven artista de Taiwan Leland Lee (25 años)  quien acompañado de su madre, y del embajador de Taiwan pudo dirigir unas palabras para explicar su pasión por la pintura,  muchas de las cuales fueron expuestas en el Hall del Aula Paulo VI.

El trabajo intenso de los tres días se vio coronado por la audiencia que concedió el Santo Padre Francisco con un breve mensaje y saludó con afecto a los niños autistas y a sus padres. Culminó esa audiencia con una oración que elevó el Papa por el eterno descanso del Cardenal Angellini fallecido unas horas antes y que fuera el fundador del Pontificio Consejo para la Salud tan deseado por San Juan Pablo II.

El Lunes 24 invitado por el Doctor Stefano Vicari  Responsable del departamento de Neuropsiquiatría infantil del Hospital Bambino Gesú, Monseñor Ferrari recorrió las instalaciones de dicho hospital.