El 27 de febrero de 1812, a orillas del Paraná, en Rosario, el General Manuel Belgrano izó por primer vez la bandera que diseñó, basada en los colores de la escarapela que el Triunvirato acababa de aprobar. Allí, en las baterías “Libertad” e “Independencia” la hizo jurar a sus soldados.