El papa Francisco creará cardenal a monseñor Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán, durante el consistorio de hoy y mañana en el que otorgará la púrpura cardenalicia a otros prelados del mundo.

Monseñor Villalba es uno de los cinco arzobispos y obispos que se sumarán al Colegio Cardenalicio.

Monseñor Villalba

 

Monseñor Luis Héctor Villalba
Nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1934; ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 1960; elegido obispo titular de Ofena y auxiliar de Buenos Aires el 20 de octubre de 1984 por Juan Pablo II.

Fue ordenado obispo el 22 de diciembre de 1984 en la catedral de Buenos Aires por el cardenal Juan Carlos Aramburu, arzobispo de Buenos Aires (co-consagrantes: Mons.Arnaldo Clemente Canale, obispo auxiliar de Buenos Aires y Mons. Carmelo Juan Giaquinta, obispo auxiliar de Viedma); trasladado como obispo diocesano de San Martín el 16 de julio de 1991; tomó posesión de esa sede el 26 de octubre de 1991.

Promovido a la sede arzobispal de Tucumán el 8 de julio de 1999, tomó posesión e inició su ministerio pastoral como quinto arzobispo (octavo diocesano) de Tucumán el 17 de septiembre de 1999. Renunció por edad el 10 de junio de 2011. Su lema episcopal es«Apóstol de Jesucristo».

En la actualidad, monseñor Villalba reside en la capilla La Santa Cruz, perteneciente a la jurisdicción parroquial de la parroquia San Martín de Porres. Allí celebra misa y dedica un considerable tiempo a atender confesiones y ofrecer acompañamiento espiritual.

Recemos por Monseñor Villalba, para que renovando su amor por Cristo sea testimonio de su evangelio en la ciudad de Roma y en el mundo.