A fines del año pasado, mediando noviembre, surge por iniciativa de algunas  esposas de Brigadieres de la Fuerza Aérea y del Capellán Mayor, Padre Ricardo González, la idea de realizar una peregrinación a Roma y a Loreto, Italia. Santuario donde se encuentra la Santa Casa de María, Patrona de la Fuerza Aérea Argentina.
Finalmente se concreta la peregrinación con el apoyo de la “Sociedad Militar Seguros de Vida”, más precisamente con su oficina de Turismo.
Se realizó la misma desde el 11 al 20 de febrero, asistiendo 42 fieles de la Institución: Los organizadores: la Sra. esposa del Subjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas,  la Sra. esposa del Subjefe de la Fuerza Aérea, y el Padre González. Fueron también el Sr. Director General de Sanidad de la Institución, el Brigadier Mayor D. Miguel Ángel Lucero con toda su flía. También participaron otros Oficiales Superiores en actividad y en situación de retiro. Y sobre todo un nutrido número de Sras. esposas y familiares de personal de la Fuerza Aérea, como así también algunos amigos y también colaboradores de la Institución en el movimiento de “Acampadas”.
Cabe destacar que momento de especial emotividad fue la visita al Santuario de Loreto , el domingo 15 de febrero, donde además de orar en la Santa Casa y muchos de los peregrinos se vieron motivados a celebrar el preciado Sacramento de la Reconciliación, lo que luego hizo de la Sagrada Eucaristía un momento de profunda fe, gratitud y hasta emoción visible y notoria.
El lunes 16 peregrinaron durante todo el día por los lugares bellos y llenos de gracia y Santidad de Asís, lo cual fue también muy profundo y movilizador espiritualmente para todos. El resto de los días visitaron los lugares más emblemáticos de la Roma antigua y también las grandes Basílicas Cristianas, como  así también las Catacumbas de San Sebastián.
El grupo de peregrinos tomó el nombre de “Loreto” para identificarse dado la entrañable devoción de los fieles de la Fuerza Aérea a su Patrona, por eso el momento de la visita a su Santuario junto a la participación en la Audiencia Pública del Santo Padre, el Miércoles de Cenizas, 18 de febrero fueron los dos momentos más importantes de la Peregrinación. Ese miércoles además de la profunda y a la vez sencilla Catequesis del Papa Francisco que impactó e interpeló a todos los peregrinos, hablando en continuidad con los miércoles anteriores acerca de la Familia en esta ocasión especialmente de la relación entre los hermanos, con una frase central como: “qué hermoso y cuanto significa cuando alguien le dice a otro, sos como un hermano para mí”… Además del mensaje, fue muy importante para toda la delegación el momento en que el Santo Padre se acercó al lugar de los argentinos, y saludó y bendijo a cada uno de nuestros peregrinos de la Fuerza Aérea.
El jueves 19, antes de regresar, el Padre González celebró la Santa Misa en la Cripta de la Basílica de San Pedro y luego rezaron frente a las Reliquias del primer Papa dando gracias por tantos beneficios espirituales recibidos, por nuestra querida Fuerza Aérea y por el Obispado Castrense, especialmente por Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano e intermediario para lograr tan especial peregrinación.