La ceremonia por el 158º aniversario del fallecimiento del Almirante Guillermo Brown, se llevó a cabo ayer por la mañana en la capilla del cementerio de la Recoleta.

Estuvo presente el Subjefe del Estado Mayor General de la Armada, Vicealmirante VGM Álvaro Manuel González Lonzieme, acompañado por la Presidente del Instituto Nacional Browniano, Profesora Emilia Edda Menotti. Además estuvieron presentes autoridades navales, descendientes del prócer y representantes de distintas instituciones.

Luego de que la Banda de Música del Estado Mayor General de la Armada interpretara las estrofas del Himno Nacional, la Profesora Edda Menotti pronunció palabras alusivas, en las que remarcó el recorrido histórico de la vida de quien se transformara en “el padre de la Patria en el mar”.

Para finalizar, el Capellán Mayor de la Armada, Monseñor Germán Carmona, pronunció un responso. Las ofrendas florales se situaron en la puerta de ingreso a la capilla del Cementerio de la Recoleta, ofrecidas por la Armada Argentina, el Centro Naval, el Instituto Nacional Browniano y la embajada de la República de Irlanda en nuestro país.

Fuente: Gaceta Marinera

 

Guillermo Brown nació en Foxford, Irlanda, el 22 de junio de 1777. Quedando huérfano a corta edad, entro a la armada como grumete en un barco de guerra inglés.

Años después se encuentra al mando de una nave de pabellón británico.

Contrajo matrimonio en Inglaterra en 1809 y emigró hacia el Río de la Plata el mismo año.

Al producirse la Revolución de Mayo se adhiere al movimiento y en 1814 acepta el mando de una escuadrilla para hacer frente a las interferencias de los buques españoles, y con una modesta flota, el 10 de marzo parte rumbo a Martín García. Luego se dirigió a Montevideo y el 17 de mayo tuvo una gran victoria sobre los buques realistas, superiores en número y armamento.

Participó en la guerra contra el imperio del Brasil y en el bloqueo anglo-francés.

Fallece en Buenos Aires el 3 de marzo de 1857 y sus restos yacen desde entonces en el cementerio de la Recoleta.