A las 16:00hs comenzó la conferencia “Catequesis prematrimonial. Fortalezas y debilidades”  a cargo del Padre Dr. Esteban Pablo Alfón.

La preparación al matrimonio plantea desafíos nuevos. Hay otros campos que atender en relación a la pastoral familiar. La iglesia invita a sumar conciencia de ella en su contexto de evangelización, hay necesidad de articular una pastoral.

La preparación del compromiso matrimonial desde el ardor de la fe, particularmente en el contexto  donde las verdades cristianas deben ser estímulos nuevos para las familias. La catequesis es un elemento central de la evangelización de los nuevos matrimonios. La catequesis se vuelve fundamental para el proyecto de vida de las familias. La vida espiritual, los sacramentos, la liturgia se vuelven fundamentales para la maduración de la fe de los jóvenes que se preparan como también de los ya adultos y experimentados en la vida de esposos.

La tradición de  la fe en las familias y en las parroquias son consideradas por todos, especialmente en las estructuras parroquiales pero son pocos operativas en la vida practica de aquellos que desconocen la importancia sacramental del matrimonio. Así se debe reconocer una falencia en las formas tradicionales y típicas de preparación a la vida matrimonial, ya que no solo implica las formalidades registrales sino un verdadero itinerario espiritual de crecimiento y consolidación de la convicción de la entrega en la vida de esposos. Este verdadero camino espiritual es dinámica y permanente que merece todo esfuerzo pastoral.

El camino pastoral de la familia hoy también enfrenta desafíos nuevos, formas nuevas de ideologías alejadas de su integridad natural (matrimonios igualitarios,) que asoman como novedades disgregadoras de su fundamento sagrado y natural. Los matrimonios cristianos están llamados en esta hora a remarcar el camino y recuperar el itinerario de la fe, y su opción de vida como la respuesta a su vocación de familia. El anuncio de la familia debe ubicarse en un contexto de evangelización mas amplio. Particularmente entre los jóvenes que son aquellos que mas expuestos se encuentran ante las propuestas desintegradora y totalizadoras nuevas ideologías. El pastor debe prepararse, en la honestidad de la oracion liturgica y personal que pueda dar fruto en la vida de los fieles.