Cuando la noticia de la captura del rey Fernando VII llegó al Virreynato, marcó el comienzo de los sucesos de mayo.

El 21 de mayo, una multitud, encabezada por Domingo French y Antonio Luis Beruti, se reunió con las armas en la mano para exigir el Cabildo Abierto y la renuncia del virrey. Llevaban el retrato de Fernando VII y una cinta blanca, símbolo de la unidad criollo-española. El Jefe del Regimiento de Patricios, Cornelio Saavedra, logró calmar los ánimos, pero la convocatoria para el día siguiente era un hecho.

 El 22 de mayo, las personalidades más distinguidas de Buenos Aires concurrieron al Cabildo. Se discutía qué hacer tras haber caído Sevilla en manos de los franceses. Los más conservadores, sostenían que los americanos debían obediencia a los españoles. Pero los criollos, en boca de Juan José Castelli y Juan José Paso, exigían la conformación de juntas autóctonas, porque consideraban que, desparecido el virrey, el poder había regresado al pueblo.

Se votó en la noche del 22 y el 23 por la mañana se realizó el conteo de votos. Triunfó ampliamente la opción de deponer a la figura del virrey y delegar el poder en el Cabildo. Sin embargo, la junta sería presidida por al virrey depuesto, algo que concretaría el 24 por la mañana y que resultaría inadmisible para los partidarios del cambio.

Cuando la noticia fue dada a conocer, tanto el pueblo como las tropas volvieron a agitarse, y la plaza fue invadida por una multitud comandada por French y Beruti. En la casa de Rodríguez Peña se reunieron dirigentes civiles y oficiales de los cuerpos militares, entre ellos: Belgrano, Díaz Vélez, French y Chiclana. Castelli se comprometió a intervenir para que el pueblo fuera consultado nuevamente, y entre Mariano Moreno, Matías Irigoyen y Chiclana se calmó a los militares y a la juventud de la plaza. Finalmente convocaron nuevamente al pueblo para obtener del Cabildo una modificación sustancial con una lista de candidatos propios. Cisneros no podía figurar.

El 25 de mayo, reunido en la Plaza de la Victoria, el pueblo de Buenos Aires finalmente impuso su voluntad al Cabildo creando la Junta Provisoria Gubernativa del Río de la Plata integrada por: Cornelio Saavedra, presidente; Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuénaga, Manuel Alberti, Domingo Matheu, Juan Larrea, vocales; y Juan José Paso y Mariano Moreno, secretarios. Quedó así formado el primer gobierno patrio.