El pasado miércoles 10 de junio, en la Catedral Castrense Stella Maris, tuvo lugar la celebración de una Santa Misa en memoria de los caídos en Malvinas.

Estuvieron presentes autoridades de la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas, del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, del Ejército Argentino, de la Armada Argentina y de la Fuerza Aérea.

La Misa fue presidida por Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado, y concelebraron el Capellán Mayor del Ejército, Padre Oscar Ángel Naef; el Capellán Mayor de la Armada, Monseñor Germán Carmona; el Capellán Mayor de la Fuerza Aérea, Padre Ricardo González; el Capellán Mayor de la Gendarmería, Padre Rubén Bonacina y el Capellán Mayor de la Prefectura, Padre Diego Tibaldo.

En su homilía Monseñor Candia destacó: “El testimonio de quienes dieron la vida por un ideal y de quienes lucharon y volvieron es el claro ejemplo de valor y amor por la Patria. El ejemplo de coraje y de heroísmo no lo podemos olvidar. Tenemos que ser fieles, es un compromiso para los que estamos vivos, es algo que no tenemos derecho a olvidar, es algo que tenemos que enseñar a nuestros hijos.”