El viernes 10 de julio, el Padre Ricardo González, Capellán Mayo de la Fuerza Aérea partió desde la Base Aérea El Palomar, con destino a la Base Aérea Marambio para poner en funciones al Padre Pablo Caballero como Capellán de la dotación Marambio hasta fines de octubre.

El Continente Blanco los recibió con menos de 40 grados bajo cero. Esa misma noche celebraron la Santa Misa de puesta en función, en la que el Jefe de la Base Aérea Marambio, Vicecomodoro Cabanilla, firmó como testigo de la Profesión de Fe y el Juramento de Fidelidad del Padre Pablo.

El Jefe de la Dirección de Asuntos Antárticos con sede en la I Brigada Aérea El Palomar es el Comodoro Mayor Aguirre. A su vez, la Dirección depende del Comando de Alistamiento y Adiestramiento de la Fuerza Aérea, a cargo del Brigadier Mayor Roca, quién, junto al Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Brigadier General Mario Callejo, tienen previsto cruzar a la Base Marambio en estos días si mejora el clima.

El Padre Ricardo agradeció a Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado y a Monseñor Germán Carmona, Capellán Mayor de la Armada, el permitir a la Fuerza Aérea contar por varios meses de un Capellán de la Armada para prestar servicio en tan importante misión.