El pasado sábado 27 de junio, tuvo lugar la celebración de una Santa Misa en la zona de lanzamiento de paracaidistas de la IV Brigada Aerotransportada en el marco de las actividades del curso de comando.

La particular aptitud de comando, tiene como su fuente natural la instrucción de estos específicos soldados, que no solo se circunscribe a lo operacional y físico, sino al dominio de lo psicológico y la fortaleza espiritual.

 A tal efecto el Padre Guillermo Conti, Capellán Castrense de la Escuela de Tropas Aerotransportadas y  Operaciones Especiales, les recordó a los cursantes en su sermón que “el momento del máximo esfuerzo, la máxima confianza debe estar en Dios”.