En el marco del plan pastoral de la Capellanía de la IV Brigada Aerotransportada, el Padre Guillermo Conti, Capellán Castrense de dicha brigada, visitó esta sub unidad independiente perteneciente al arma de ingenieros que se encuentra emplazada en las márgenes del lago San Roque.

Esta compañía tuvo un papel preponderante en la ayuda a la comunidad durante las inundaciones en la provincia de Córdoba.

En su charla con el personal, el Padre Guillermo remarcó la importancia de esta obra de caridad en favor de nuestros hermanos más necesitados, especialmente en esta circunstancia tan particular como lo es el haber sufrido la perdida de sus bienes materiales por este desastre natural. También destacó que como nos enseña Jesús, siempre es mejor dar que recibir y por eso cuando uno ayuda, en el fondo, el que resulta más ayudado es uno mismo por la buena obra que ha realizado.