En este primer día de reunión, tomó la palabra el anfitrión del encuentro, Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado Castrense, subrayando la importancia de esta convocatoria pastoral, que tiene a la familia militar como eje de reflexión.

 ”La tarea pastoral de las Capellanías como verdaderas parroquias personales convoca también a la familia como signo visible y convincente de la fe que camina y trabaja en medio de los desafíos del acontecer castrense. Hoy las familias cristianas están llamadas a vivir su fe en Jesús en medio del llamado paradigma tecnocrático que pretenden reducirla a un producto social fácilmente desechable y sustituible. De modo que las familias necesitan renovar con impulso nuevo y verdadera sensibilidad las convicciones que la hacen auténticamente cristiana en medio de toda sociedad pragmática y materialista. Los fieles castrenses conllevan la impronta de una vocación de servicio que también debe ser para ellas el reflejo de esa comunión y amor que emerge desde su interioridad y se expande a toda la Iglesia.  La tarea evangelizadora en las familias castrenses no están exentas de esta tarea que tiene al mismo Espíritu Santo como inspirador y director, del que es cada vez más necesario escucharlo y ponerse a su servicio, para que todo proyecto humano produzca frutos de salvación”. Señaló Monseñor Candia.

Seguidamente, el señor Presidente de la Conferencia Episcopal Latinoamericana para la Pastoral Castrense, Monseñor Fabio Suescún Mutis, agradeció la presencia de los participantes recordando la importancia de reflexionar a la familia militar como eficaz medio de salvación para los hombres y mujeres de las fuerzas armadas y de seguridad: “No es posible pastoral castrense alguna sino convoca a la familia que la tiene como su fundamento. Y más en este año en que el Papa Francisco precisa una mirada especial de toda la Iglesia sobre ella, para escucharla, fortalecerla, promoverla”.

A su turno tuvo lugar la presentación de los representantes de las delegaciones participantes: Comisión para el Diálogo y la Comunicación del CELAM, Argentina, Brasil; Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Guatemala, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Panamá, México, El Salvador y República Dominicana.

Son dieciséis las delegaciones convocadas de toda América Latina que se reúnen hasta el próximo viernes en el Hotel Holiday Inn de Ezeiza: para reflexionar en torno a la realidad de la familia y su llamado evangelizador en el ámbito de la vida militar. Así, el encuentro latinoamericano de pastoral castrense pretende avivar el camina al próximo Sínodo de las familias propuestas por SS. Francisco en la ciudad de Roma para este año.