En acción de gracias por los beneficios recibidos a lo largo del año y por iniciativa del Comandante de Adiestramiento y Alistamiento del Ejército, General de División  Juan Gustavo Raimondo, fieles de la Guarnición Militar Campo de Mayo, participaron de una Peregrinación a la casa de la Virgen de Luján el pasado 18 de noviembre.

Los capellanes Daniel Domínguez, del Comando de Adiestramiento y Alistamiento del Ejército y, Eduardo Castellanos, del Comando de Aviación de Ejército, junto a otros jefes militares fueron quienes coordinaron todo el evento que tuvo 3 grupos: corredores, ciclistas y movilizados.

Llegados a Luján se celebró una solemne Misa donde participaron, además de los peregrinos militares, un nutrido número de religiosas del Instituto del Verbo Encarnado quienes con su dulce voz, y con los imponentes acordes del órgano, a cargo del Maestro Rubén Ponce, hicieron de la liturgia la antesala del cielo.

Terminada la Santa Misa, se realizó un almuerzo donde reinó el Espíritu de camaradería propio del cuartel y luego fue el regreso con el corazón henchido por haber realizado tan espiritual encuentro en la casa de Nuestra Madre, la Virgen de Luján.