Con profundo dolor, elevamos nuestra plegaria a Nuestra Santísima Madre de Luján para que envuelva con su manto las almas de los Gendarmes fallecidos, y los eleve ante la presencia de Dios, para que sigan custodiando a nuestra Patria desde el cielo junto a Nuestro Señor.
Te rogamos Madre, que velas por nuestra Gendarmería Nacional Argentina, que acompañes y le des fortaleza a sus familias en este momento de pérdida.