El jueves 3 de diciembre tuvo lugar en el salón Libertad del Estado Mayor General de la Armada,  la ceremonia de ascenso de suboficiales al último grado de la jerarquía.

Fue presidida por el Director General del Personal y Bienestar de la Armada, Contralmirante VGM Carlos Enrique Aguilera, acompañado por la conducción superior de la Fuerza y otras autoridades navales. También asistieron familiares y amigos del personal que ascendió al grado de Suboficial Mayor.

Durante la ceremonia, el Contralmirante Aguilera entregó las jinetas con el grado de Suboficial Mayor a alrededor de cincuenta suboficiales ascendidos, con destino en la Ciudad de Buenos Aires. Entre ellos, ascendió el Suboficial Principal Raúl Ripari, destinado en nuestro Obispado.

El Padre Fernando Papa, Capellán del Estado Mayor, bendijo las jinetas y pronunció una invocación religiosa.

Rogamos a Nuestra Señora Stella Maris que guíe los caminos de los nuevos Suboficiales Mayores en esta nueva etapa de sus vidas, en especial a nuestro compañero, el Suboficial Mayor Ripari.