Es una Comunidad de Derecho Diocesano de vida Apostólica y Contemplativa a imitación de sus Santas Patronas:  Santa Marta y Santa María buscando expresar de manera peculiar y con mayor plenitud su consagración bautismal, mediante el seguimiento de la Caridad perfecta y por la práctica de los votos públicos y de las propias Constituciones.

Siendo su Carisma Propio,  seguir a Jesús más de cerca en el ejercicio del apostolado social, en las misiones, en la Catequesis y evangelización según las necesidades de la época y de cada región para contribuir en la edificación de la Iglesia y su obra en el mundo.

Como Misión y Objetivo, la Congregación en Virtud del sacerdocio común participa de la Misión salvífica de Cristo en:

  •  Glorificar a Dios Padre
  •  Anunciar la Palabra de Verdad y Vida
  •  Servir a los hermanos
  •  Apostolado Social

La Fundación de la Congregación se da a partir que Monseñor Miguel Angel Garcia Arauz pensó en formar un grupo de señoritas catequistas y luego religiosas autóctonas de la diócesis de Jalapa en Guatemala, acompañado desde sus inicios por la Madre Ángela Eugenia Silvia Sánchez movidos por la idea del Papa Pio XII de formar apóstoles de su propio Ambiente.

Quisieron darle el nombre a la Congregación de Santa Marta y Santa María, en recuerdo y para imitar a estas Santas en el servicio generoso y desinteresado a los hermanos y en el gran amor al Divino Maestro en su ejemplo de Oración y Contemplación.

Siguiendo el lema que a Madre Ángela acompaño e inspiro en su camino “ Florecer donde Dios te ha Sembrado”.

El primer grupo de jóvenes hizo su consagración el 6 de enero de 1979. Siendo fecunda la obra es así que el 22 de agosto de 1985 hacen su consagración las primeras hermanas como novicias oficialmente de la Congregación Apostólica de Marta y María.

Actualmente la Congregación Marta y María cuenta con más de 900 hermanas dispersas en varios países, Guatemala, Argentina, Honduras, Cuba, España, Etiopía, Italia, Perú, Chile y Ucrania.

La Familia Religiosa cuenta en la actualidad con las ramas femenina; “Congregación Marta y María”, apostólica-contemplativa; con la rama masculina, “Misioneros de Betania” y la rama laical “Asociación Apostólica Marta y María”.

El apostolado en el mundo se extendió a través de distintas obras sociales, entre ellas están; los hogares de niños de la calle, hogares de niños con discapacidades diferentes, hogares de ancianos, parroquias, hogares sacerdotales, asistencia en Obispados y Nunciaturas.

 

SERVICIO Y APOSTOLADO  EN EL OBISPADO CASTRENSE ARGENTINO

Hospital Militar Regional Córdoba, Cirujano Mayor Dr. Eleodoro Damianovich.

El 5 de Junio del año 2014 se inicia formalmente el servicio pastoral de las Hermanas de la Congregación de Marta y María en el Hospital Regional Córdoba, colaborando así con las tareas apostólicas y de evangelización que realiza el Capellán Castrense en ese Hospital.

Tareas que fieles a sus Constituciones las hermanas realizan con la asistencia y acompañamiento a los enfermos y sus familiares como asimismo al personal profesional y administrativo, Militar y Civil.

Llevando a todos ellos, la espiritualidad que les han enseñado sus fundadores, del Apóstol San Juan que nos define a Dios como Caridad, Amor, espiritualidad vivida a imitación de Santa Marta en el Servicio a los hermanos y en el exquisito amor a Dios, Contemplación a imitación de Santa María.