Invitado especialmente por el presidente de la Corporación de Clérigos Castrenses de México, Padre Leonardo Rojas Pérez, entre el 19 y 22 de enero, Monseñor Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado, participó de las Jornadas del Año Santo Extraordinario de la Misericordia.
Si bien el servicio pastoral castrense en México no esta ordenado bajo la figura de un Obispado, si cuenta con una asociación de Clérigos Castrenses la cual fue erigida por Monseñor Hilario Chávez Joya en la Diócesis de Nuevo Casas Grandes Chihuahua, el día 22 de octubre de 2001. Hoy ya difundida por todo el territorio mexicano. Esta asociación nace con la finalidad de atender dos desafíos que aparecen en la Pastoral Militar:

1) los militares de aire, mar, tierra y sus familias que se encuentran en un estado permanente de misión.

2) Los campamentos militares y las unidades habitacionales donde los Capellanes Militares no tienen acceso y en donde hacen falta Iglesias parroquiales y centros de evangelización y catequesis, en estos lugares donde la libertad religiosa habría de encontrar su máxima plenitud.

Esta rica actividad pastoral, que por cierto no se encuentra exenta de dificultades, es apoyada continuamente por los obispados castrenses de América Latina y El Caribe y cuenta además con un obispo responsable designado por la Conferencia Episcopal Mexicana.

En este contexto, y en la Parroquia Militar San José Obrero, Monseñor Candia  intervino en las jornadas con reuniones y exposiciones acerca del Año de la Misericordia, compartiendo gratos e importantes encuentros con los capellanes, seminaristas y fieles laicos comprometidos con dicha pastoral. Se reunió con los catequistas y agentes colaboradores inmediatos de esta especial pastoral.