El pasado miércoles 10 de febrero, en la Capilla Nuestra Señora del Carmen del Colegio Militar de la Nación, el Padre Guillermo Andrés Conti, Capellán Castrense del Colegio, celebró  la Santa Misa de cenizas.

En su homilía recordó a los presentes que “las cenizas que llevamos hoy en nuestra frente, nos recuerdan lo efímero de nuestra existencia y por ende nos invita a confiar más en Dios”.

El mismo miércoles por la tarde, tuvo lugar la celebración en el Barrio Sargento Cabral, organizada por la Región Pastoral, celebrada por el Padre Eduardo Castellanos, Capellán Castrense del Barrio.

Participaron militares del barrio con sus familias, y durante la Misa, oraron por tres niños fallecidos de una familia de la comunidad, ocurrido en un accidente de tránsito en esa semana. Al finalizar rezaron un sentido Responso.