Desde el 15 al 19 de febrero, Monseñor Pedro Candia, Administrador  Diocesano de nuestro Obispado, predica los ejercicios espirituales a los seminaristas castrenses y a los aspirantes a ingresar al Seminario,  en la Casa de Retiros “Ntra. Señora del Rosario” en Ezeiza.
Participan dos Diáconos Castrenses,  cuatro seminaristas y seis aspirantes.  Los seminaristas castrenses se forman en el Seminario “Santo Cura de Ars”  de la Arquidiócesis de Mercedes-Luján.
La temática del retiro está centrada en el tema de la Misericordia, tomando los textos del Evangelio de Lucas.  Son ocho las parábolas donde Jesús,  desde diversos ángulos, habla de la misericordia en el tercer evangelio. Desde el ángulo de la compasión por el otro,  la misericordia no se ahoga en la búsqueda de un prójimo para amar, sino que lo encuentra por el camino,  como el moribundo socorrido por el samaritano.  El amor a Dios pasa siempre por el amor al prójimo.
En Misericordiae Vultus (El rostro de la misericordia), el Papa Francisco nos dice que, al dirigir la mirada a Jesús y a su rostro misericordioso, es posible captar el amor de la Trinidad. ”Todo en El habla de misericordia.  Nada en El está ausente de misericordia”,”En estas parábolas Dios siempre se muestra lleno de gozo, especialmente cuando perdona.  En ellas encontramos el núcleo del evangelio y de nuestra fe,  porque la misericordia se presenta como la fuerza que todo lo vence,  que colma el corazón de amor y que consuela con el perdón” (MV 9)

Los acompañamos con nuestras oraciones por los frutos espirituales de este retiro.