El Cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, ha enviado a los obispos de todo el mundo su carta anual de cara a la colecta del Viernes Santo en favor de Tierra Santa, “El Oriente de Nuestra Redención”.

La Colecta en favor de Tierra Santa se destina a Israel, los Territorios Palestinos, Jordania, Siria, Líbano, Chipre, Egipto, Etiopía e Eritrea, Turquía, Irán e Irak.

En un informe, agregado a la carta del cardenal, se da cuenta de las actividades realizadas en Tierra Santa por la Custodia franciscana gracias a la colecta de 2015 destinadas tanto a los peregrinos (restauración de algunos de los Santos Lugares y obras para mejorar la acogida) como a las comunidades locales (consultorios familiares, ayuda a empresas artesanales, bolsas de estudio, viviendas que den la posibilidad a los jóvenes núcleos familiares de permanecer en Tierra Santa, escuelas, asistencia médica y social).

Entre las otras obras este año se ha prestado una especial atención a los cristianos de Líbano y Siria que viven en situación de extremada necesidad a través del envío de ayuda en metálico para el sostén de las comunidades locales, la reconstrucción de infraestructuras y la realización de nuevas obras.

Para colaborar, pueden acercar sus donaciones a la Iglesia a la que siempre concurren el próximo Viernes Santo.