Patrona Nacional de los Paracaidistas.

Enséñanos aquí en tu tierra argentina
Mi Santa patrona de los paracaidistas
que como propios hijos tuyos,
tu bendición existe.

A Ti me entrego, Virgen del Valle,
al saltar humilde y silencioso
en pos de un ideal
sumiso y victorioso.

Como paracaidista y valiente guerrero
nace en mí el coraje de pedírtelo,
el que quizás un día me falte
por eso también dame el valor
y la fuerza de la fe.

Que nunca me abandonen
para que con tu piedad
y mi sinceridad
alcance lo que
no se puede obtener de sí…
la seguridad.

Dame, Madre, lo que jamás te piden
lo que te queda
y que los demás no te requieren.
Tu voz me ayudará a iniciar
el salto victorioso
y descender pletórico de gozo.
Amén.

Virgen del Valle