Llego a Argentina con el título de abogado y en 1794 desde el cargo de secretario del Consulado de Buenos Aires, fomentó la enseñanza creando escuelas de Dibujo, Matemáticas, Náutica  y propuso varias reformas económicas modernizadoras.

En 1806 durante las invasiones inglesas, sintió el deber de proteger a su ciudad y se incorporó a las milicias criollas para defenderla. Este seria el comienzo de la carrera militar de Belgrano que lo vería luego como General en Jefe del Ejército del Norte y Jefe del Regimiento de Patricios.

En 1810 formó parte de los patriotas que pretendían la emancipación del dominio español en Argentina, y se convirtió en miembro de la Junta de Gobierno revolucionaria. Fue nombrado General, y pronto dirigió a las tropas independentistas frente a los realistas, logrando importantes victorias en las batallas de Tucumán (1812) y Salta (1813).

En 1812, en las orillas del Río Paraná enarboló por primera vez la bandera argentina, creada por él con los colores de la escarapela, también obra suya, y la cual fue bendecida el 25 de mayo de ese año en la Catedral de Jujuy por el sacerdote Juan Ignacio Gorriti. Si bien Belgrano recibió luego órdenes de destruirla, la guardadó y finalmente, tras varias idas y vueltas y varias modificaciones, en 1816, el Congreso de Tucumán decretó el uso de la bandera celeste y blanca como distintivo de la nueva Nación Argentina.

Después de la derrota que Belgrano sufrió contra los españoles en el Alto Perú, le paso el mando de las Tropas a José de San Martín en 1814 y se dedico a la Diplomacia y a la mediación en las disputas políticas surgidas tras proclamarse la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata en el Congreso de Tucumán en 1816.

Manuel Belgrano falleció de hidropesía el 20 de junio de 1820 en Buenos Aires, sumido en la pobreza, a pesar de haber pertenecido a una de las familias más ricas del Río de La Plata.

El Día de la Bandera se conmemora en recuerdo del fallecimiento de su creador, por decreto-ley 12.361 del 8 de junio de 1938, con aprobación del Congreso, por el entonces Presidente de la Nación Argentina, Roberto Marcelino Ortiz.