La Sede de la Curia del Obispado Castrense de Argentina y su Iglesia Catedral Stella Maris están establecidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El 22 de abril de 1958 se firmó el acta de entrega de la sede del Vicariato Castrense, incluyendo la capilla aún en construcción en el predio de la Armada Argentina.

El 19 de junio del mismo año, se firma el acta de bendición de la Sede del Vicariato Castrense y de la entronización de Nuestra Señora de Luján como patrona del mismo. Firman dicha acta el entonces Presidente de la República Dr. Arturo Frondizi, el señor Nuncio Apostólico, Monseñor Mario Zanín, el señor Vicario Castrense, ministros y secretarios de Estado.

El 17 de agosto de 1965 tiene lugar la solemne inauguración pública del Templo con la asistencia del Señor Presidente de la Nación, Dr. Arturo Umberto Illía.

El 18 de agosto de 1967 el Vicario Castrense, Cardenal Antonio Caggiano, bendice y entroniza la imagen de Stella Maris, y el 24 de noviembre de 1972, se entrega el vitraux central con la imagen de la Santa Patrona por parte de la Armada. Un año después se entrega el vitraux lateral detrás del altar del sagrario, con la imagen de San Pedro por parte del Ejército Argentino. Y en diciembre de 1975 se entrega el vitraux lateral izquierdo con la imagen de San Pablo por parte de la Fuerza Aérea. Todos los vitraux fueron obra del reconocido artista Antonio José Estruch.

Finalmente, el 28 de junio de 1983, en ocasión de conmemorarse los veintiséis años de la firma del Acuerdo entre la Santa Sede y el Gobierno de la Nación Argentina para la erección del Vicariato Castrense para las Fuerzas Armadas, se firmó el acta de Consagración del Templo.