El pasado 16 de mayo se celebró una Santa Misa de acción de gracias con motivo de conmemorarse el 76º  Aniversario de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional.

La misma fue realizada en el Salón “Presidente Ortiz” del Edificio Centinela y fue presidida por el Padre Rubén Darío Bonacina, Capellán Mayor de Gendarmería.

En la ceremonia estuvieron presentes el Comandante General Gerardo José Otero, Director Nacional de Gendarmería; el Comandante Mayor Orlando L. Caballero, Director de Criminalística y Estudios Forenses; Directores de otras especialidades de la Fuerza; personal de la Dirección y del Edificio Centinela; personal retirado y familiares.

En su homilía, el Capellán Mayor hizo referencia a Santo Tomás de Aquino y subrayó la importancia de la técnica, la cual nos ayuda a no errar en el juicio, a ser certeros y, en ese camino, a encontrar la verdad.

“La verdad es la adecuación de la inteligencia a la cosa, a la res; siempre es perfecta y, en esa búsqueda, llegamos a la verdad de todas las verdades: Dios, que no es una verdad relativa”, explicó el Padre.

Además, añadió que “En ese camino vamos a encontrar obstáculos, divisiones, y problemas, porque todos queremos la verdad. Se dicen muchas cosas de algo pero la sabiduría de encontrar la verdad implica la búsqueda sincera y la honestidad del hombre.”.

El Padre Rubén destacó los frutos de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses y los invitó a plantearse, en el trabajo de todos los días, la necesidad de buscar la verdad, conforme a la dignidad de cada uno, sin que las ideologías o la moda perturben su decidida vocación de servicio a la verdad, su realización como personas y, como consecuencia de ello, su camino a Dios, a la felicidad.