Monseñor Nolasco nació el día 14 de junio de 1924 en la ciudad de Buenos Aires. Recibió su ordenación sacerdotal el 20 de septiembre de 1947 y pertenecía a la Arquidiócesis de Buenos Aires. Fue nombrado Protonotario Apostólico por el Beato Papa Pablo VI en 1975.

Ingresó en el Obispado Castrense como Capellán el 20 de julio de 1982. El 28 de febrero de 1990 fue nombrado Secretario General, cargo que ocupó hasta el 15 de agosto de 1992, momento desde el cual continuó desempeñándose como Juez Eclesiástico. Continuó trabajando en esta Curia hasta el 30 de septiembre de 1996, habiendo entregado 14 años de su vida para el servicio de los miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de la Nación.

Caben destacar sus estudios como Licenciado en Sagrada Teología y su Doctorado en Derecho Canónico, así como también sus oficios como Profesor en la Universidad Católica Argentina, en la Universidad del Salvador y en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires; además de haber sido rector de este último y Vicario General de la Arquidiócesis de Buenos Aires y de la Diócesis de Viedma, en la provincia de Río Negro.

Fue llamado a la casa de Dios Padre el lunes, a los 92 años de edad. Sus restos fueron velados en el Hogar Sacerdotal “Mons. Mariano A. Espinosa”, donde vivía. Ayer, S.Em. el Cardenal Mario Aurelio Poli, Arzobispo de Buenos Aires, presidió la Misa Exequial. Luego, sus restos fueron trasladados al Cementerio de la Recoleta para su inhumación.

El Obispado Castrense de Argentina, y toda la familia que lo integra, toma parte en el dolor por su ausencia y reza por el alma de nuestro querido hermano, para que Dios lo tenga a su lado.

Nuestro Señor haga brillar sobre él la luz que no tiene fin. Descanse en Paz. Amén.