El martes 2 de noviembre, como todos los años, se celebró en la Iglesia Catedral Castrense Stella Maris, sede del Obispado Castrense, la Conmemoración de todos los Fieles Difuntos. Siguiendo una muy antigua tradición, se convocó a participar de la Misa en la que se reza muy especialmente por aquellos fieles que han muerto por la Patria, es decir, con motivo de su labor como servidores de los ciudadanos y custodios de los intereses de la Nación.

Enviaron una misiva el Sr. Presidente de la Nación y el Sr. Ministro de Defensa y asistieron la Sra. Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el Secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco.

Participaron también el Subjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Contraalmirante Miguel Máscolo, el Jefe del EMGA, Almirante Marcelo Srur; el Subjefe del EMGFAA, Brigadier Mayor Luis Fernando Nieto; el Subjefe del EMGE, General de Brigada Julio Santiago Ferreyra, y el Secretario General del Ejército, General de Brigada Carlos Alberto Nogueira.

Por las Fuerzas de Seguridad, asistieron el Subdirector Nacional de Gendarmería, Comandante General Federico Sosa; el Prefecto Nacional Naval, Prefecto General Eduardo Scarzello; el Director Nacional de la PSA, Alejandro Itzcovich Griot; el Subjefe de la Policía Metropolitana, señor Ricardo Pedace, entre otras altas autoridades.

Además de numerosos Capellanes que concelebraron la Eucaristía, entre ellos los Capellanes Mayores de la Armada, Fuerza Aérea y Gendarmería Nacional, el templo se encontró repleto de fieles provenientes de las Fuerzas mencionadas.

Al finalizar la celebración se ejecutó un minuto de silencio en memoria de los caídos en cumplimiento del deber y a continuación las estrofas del Himno Nacional Argentino.