Compartir |
  

BENDICIÓN DE SABLES Y BASTONES A LOS GENERALES ASCENDIDOS DE LAS FFSS

El pasado jueves 26 de enero, tuvo lugar en el Salón Blanco de la Casa Rosada, la ceremonia de entrega de sables y bastones a los oficiales de las Fuerzas de Seguridad recién ascendidos.

El acto fue presidido por el Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri y estuvieron presentes la Ministra de Seguridad, Dra. Patricia Bullrich y los jefes de la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y la Policía Aeroportuaria.

Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado, bendijo los sables y bastones y pronunció la invocación religiosa que dió comienzo al acto.

Compartimos el siguiente video de Infobae:

Acto de ascenso de integrantes de las Fuerzas de Seguridad


PESEBRE VIVIENTE EN EL COMANDO DE LA TERCERA DIVISION DE EJERCITO

El pasado domingo 11 de diciembre, en cercanía de la Fiesta de Navidad, se realizó en los jardines de la Capilla “María Madre de la Iglesia” del Comando de la 3ra División de Ejército en Bahía Blanca, un Pesebre Viviente reviviendo escenas del Nacimiento del Señor.

Este espectáculo de luz, sonido e imagen contó con la participación de aproximadamente 30 actores (niños y adultos) provenientes de los Grupos de Catequesis Familiar y personal militar y sus familias.

El público calculado en un centenar de personas participó activamente recibiendo cada familia, al finalizar el mismo, una imagen del Niño Jesús para colocar en el pesebre familiar.


PESEBRE VIVIENTE EN LA ESCUELA DE SUBOFICIALES DE GENDARMERÍA

El domingo 28 de diciembre, posterior a la Santa Misa celebrada en la iglesia “Nuestra Señora de Luján” de la Escuela de Suboficiales de Gendarmería “Cbo. Raúl R. Cuello”, se procedió a llevar a cabo en las instalaciones del casino de aspirantes, un pesebre viviente.

La puesta en escena fue un trabajo organizado por toda la comunidad que asiste a dicho templo, integrada por familias de Oficiales, Suboficiales y familias vecinas de la ciudad de Jesús María y localidades aledañas, donde dicha representación teatral tuvo como objetivo recordar y valorar el verdadero espíritu de la navidad, que es el nacimiento del Niño Jesús, y representar el sentido más profundo del hogar, la sencillez y austeridad.

Como fin educativo, la idea del acto fue brindar un mensaje catequístico, donde actuaron padres, familiares y chicos con vestimentas típicas, logrando preparar el corazón para recibir la navidad, habida cuenta de que con actividades como estas, las familias comienzan a vivir las fiestas y el Adviento de una manera especial, culminando la velada con un brindis navideño.


HOMILÍA DE MONSEÑOR CANDIA POR LA FIESTA DE NTRA SRA DE LORETO

En el contexto del Adviento, tiempo de preparación para recibir el nacimiento del Redentor, celebramos a Fiesta de la virgen de Loreto, Patrona de la Fuerza Aérea, y también este fin de semana festejamos el misterio de la Inmaculada Concepción de María, que nos recuerda dos verdades fundamentales de nuestra fe: ante todo el pecado original y, después, la victoria de la gracia de Cristo sobre el pecado, victoria que resplandece de modo sublime en María santísima.

Por desgracia, la existencia de lo que la Iglesia llama “pecado original” es de una evidencia aplastante: basta mirar nuestro entorno y sobre todo dentro de nosotros mismos. En efecto, la experiencia del mal es tan consistente, que se impone por sí misma y suscita en nosotros las pregunta: ¿de dónde procede?

Especialmente para un creyente, el interrogante es aún más profundo: si Dios, que es Bondad absoluta, lo ha creado todo, ¿ de dónde viene el mal?

Las primeras páginas de la Biblia (Gn 1-3) responden precisamente a esta pregunta fundamental, que interpela a cada generación humana, con el relato de la creación y de la caída de nuestros primeros padres: Dios creó todo para que exista; en particular, creó al hombre a su propia imagen; no creó la muerta, sino que esta entró en el mundo por envidia del diablo (cf Sb 1, 13-14; 2, 23-24), el cual, rebelándose contra Dios, engañó también a los hombres, induciéndolos a la rebelión.

Es el drama de la libertad, que Dios acepta hasta el fondo por amor, pero prometiendo que habrá un hijo de mujer que aplastará la cabeza de la antigua serpiente (Gn 3,15). 

Así pues, desde el principio, el protoevangelio anuncia a la Mujer predestinada a ser madre del Redentor, madre de Aquel que se humilló hasta el extremo para devolvernos a nuestra dignidad original.

Esta Mujer, a los ojos de Dios, tiene desde siempre un rostro y un nombre: “Llena de gracia” (Lc 1,28), como la llamó el ángel al visitarla en Nazaret. Es la nueva Eva, esposa del nuevo Adán, destinada a ser madre de todos los redimidos.}San Andrés de Creta escribió: “La theotókos María, el refugio común de todos los cristianos, fue la primera en ser liberada de la primitiva caída de nuestros primeros padres” (Homilía IV sobre la primera Navidad, PG 97, 880 A).

Y la liturgia de hoy afirma que Dios “preparó una digna morada para su Hijo y, en previsión de su muerte, la preservó de toda mancha de pecado” (Oración Colecta).

Queridos hermanos, en María Inmaculada contemplamos el reflejo de la Belleza que salva al mundo: la belleza de Dios que resplandece en el rostro de Cristo. En María esta belleza es totalmente pura, humilde, sin soberbia ni presunción. Así se mostró la Virgen a santa Bernardita, hace 158 años e Lourdes, y así se la venera en numerosos santuarios. Entre ellos en Loreto…

Plegaria de los aviadores a la Virgen de Loreto

Oh María, reina del cielo

Gloriosa Patrona de la Fuerza Aérea Argentina

A Tí se eleva nuestra oración

Somos pilotos e integrantes de la Fuerza Aérea de la Patria

Lanzados por los caminos del cielo,

uniendo en vínculos de solidaridad

las naciones y los continentes

promoviendo paz y progreso para nuestro país

En Tí está depositada nuestra confianza

sabemos a cuántos peligros están expuestas nuestras vidas

Mira hacia nosotros, Madre piadosa, durante nuestros vuelos

Protégenos en el cumplimiento de nuestro deber cotidiano

Inspíranos la práctica de los principios y la virtud

Que nos mantengamos fieles a nuestros compromisos de hombres y mujeres cristianos

Encomendamos a Tí nuestras familias

Despierta en nosotros el deseo del bien inspirados en la verdad del evangelio

Tú que eres la puerta del cielo,

guíanos ahora y siempre en las alas de la Fé,

la Esperanza y el Amor.

Amén


VISITA DEL CAPELLÁN MAYOR DE LA ARMADA A LA FTA EN CHIPRE

Desde el 23 de diciembre de 2016 al 3 de enero del 2017, el Contingente Argentino en Chipre recibió la visita pastoral de Monseñor Germán Carmona, Capellán Mayor de la Armada Argentina. Es la segunda vez que Monseñor Carmona visita Chipre, ya que se desempeñó como Capellán en la Fuerza de Tarea Argentina 9, durante los años 1997/98.

Durante su estadía recorrió la zona de amortiguación y visitó al personal militar desplegado en las distintas Bases de Patrulla, compartiendo momentos afables entre anécdotas y espiritualidad.

Los días 24 y 31 de diciembre presidió la Santa Misa junto al Capellán Castrense de la Fuerza de Tareas 48, Padre Pablo Vilca, donde se pidió de manera especial por nuestra Patria y por las familias. También visitó al Campo Roca y al Cuartel General del Área Protegida de las Naciones Unidas (UNPA), donde se reunió con sus integrantes y ofreció la Santa Misa.

El viernes 30 de diciembre, pronunció una invocación religiosa en la formación de entrega de insignias al personal que ascendió de la Fuerza de Tarea Argentina 48, bendiciendo las mismas.

La visita  del Capellán Mayor fue muy apreciada por los miembros del Contingente, ganando una gran estima por todos los integrantes del Sector 1.


CONFIRMACIONES Y PRIMERAS COMUNIONES EN EL LICEO MILITAR GRL ROCA

El pasado 27 de noviembre el Padre Ignacio David Cherino, Capellán Castrense del Comando de Brigada Mecanizada IX, administró el sacramento de la Confirmación a cincuenta y tres alumnos y cadetes del liceo militar más austral de la Patria, ubicado en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia.

También, el día 8 de diciembre, el Padre Cherino celebró la Santa Misa de la Inmaculada Concepción de María, en la que cuarenta y nueve alumnos del nivel primario del liceo patagónico recibieron la Primera Comunión.


HOMILÍA DE MONSEÑOR CANDIA POR LA MISA PROMOCIÓN DE LA ESCUELA DE OFICIALES DE GENDARMERÍA

La siembra de la Palabra

“Salió el sembrador a sembrar” (Mateo 13,1) “Como bajan la lluvia y la nieve desde el cielo” (Isaías 55,1). Dios siembra su palabra como lluvia, abundantemente, copiosamente, todos los días, siempre.. Su semilla son dones y gracias, regalos de Dios. Principalmente Su Palabra.

La parábola del sembrador significa que, por muchos obstáculos que se le opongan, el sembrador que sembró la semilla cosechará fruto abundante, pero siguiendo los  ritmos de la semilla y sin pretender ni estirar el tallo del gladiolo, ni precipitar los granos de la espiga, ni adelantar la apertura de los pétalos de la rosa.

Cada oyente de la Palabra es el que va recibiendo el influjo de la semilla que germina, interpela, engendra deseos, provoca decisiones, punza con argumentos, impulsa el cambio de vida. De allí vendrá después la responsabilidad de los cristianos que reciben la siembra de la semilla y que son catalogados en este texto evangélico según diversas calidades de las tierras.

“Al principio ya existía la Palabra” (Jn 1,1). Era la Palabra eterna que el Padre pronunciaba en el seno de amor de la Santa Trinidad.

Después fue la Palabra Creadora: “Mediante la Palabra se hizo todo” (lb 3). Dios sembró su palabra en la creación, maravillosa, grandiosa, armoniosa, y sembró la vida en los hombres, los primeros hombres, el primer hombre y la primera mujer. Pero ellos frustraron la palabra de Dios, desobedeciendo, al susurro del padre de la mentira (Romanos 8,18).

Desde entonces, “la creación expectante, esta aguardando” el cumplimiento de la palabra de Amor de Dios.

Pronunció después la palabra dialogante a Noé, a Abraham, a Moisés, a los profetas. ¿Quién, qué hombre, será tan leal y fiel, que lleve a cumplimiento la palabra salvadora?

Cuando los tiempos llegaron a la plenitud, la Palabra se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y nos reveló al Padre, nos reveló su amor misericordioso. Nunca habríamos sabido de Dios, si Dios mismo no hubiera hablado de sí por medio de su Palabra. Esa es la razón por la que la Segunda Persona de la Santa Trinidad es llamada Verbo, Palabra, porque habló como hombre y se nos comunicó en signos humanos.

Esta vez no habrá posibilidad de fracaso, sino que estará garantizado el éxito, porque ha enviado a cumplir esa palabra  a su Hijo, que es la Palabra encarnada y personal, que no vuelve al Padre vacía, sino que hace su voluntad y cumple su encargo. Y su encargo es sembrar y sembrarse. 

Ahora es Jesús el que sale a sembrar. Jesús ha venido a sembrar la Palabra, a transmitirnos lo que piensa y lo que quiere el Padre; a revelarnos cómo es el Padre; cómo quiere que sigamos el camino de la felicidad; vino a contagiarnos con sus sentimientos y sus deseos, a regar con su sangre la siembra de su Palabra y a dejarse sembrar en el sepulcro.

En consonancia con el texto de Isaías que la lluvia y la nieve que descienden del cielo, no vuelven allá sin empapar la tierra, sin fecundarla y hacerla germinar, la Palabra que sale de mi boca- dice el Señor- no vuelve a mí sin resultado, sin haber cumplido lo que yo quería y haber llevado a cabo su misión.

La semilla tropezará con tierras pedregosa, se enredará entre cardos y espinas, caerá sobre corazones duros como las piedras del camino, pero se realizará la salvación, proyectada por el Padre Misericordioso y realizada por la obediencia de su siervo doliente y obediente, Jesús.

Abundancia de palabra, sacramentos y dones de Dios, todo en función de la cosecha que superará cardos y espinas y pedregales y corazones malvados. Nadie podrá detener el germen divino de la semilla porque ha sido sembrada por Dios.

Jesús siembra en todas partes, en los caminos, en el terreno pedregoso, en zarzas, en tierra buena. A un agricultor n se le ocurrirá sembrar trigo en la carretera, o sobre el pavimento de su casa, o entre las zarzas y entre los erizos del monte,porque sabe que el camino o las zarzas o las piedras, serán siempre camino, zarzas o piedras.

Pero la semilla de la palabra que se siembra en el corazón de los hombres sí que puede ablandar el camino, y convertirlo en tierra fértil y en campo productivo; las zarzas y las piedras pueden desaparecer y la tierra limpia puede recibir la semilla buena de la palabra de Dios y llegar a producir frutos de virtud y de santidad, porque la Palabra es creadora, como lo es el Espíritu, creador y dador de Vida, Vivificante.

Todos los días recibimos gran cantidad de semilla buena, de ejemplos buenos, de consejos estimulantes, de correcciones caritativas, estamos envueltos en acontecimientos salvíficos movidos por un Dios que no duerme (Sal 120, 4-9), de gracias de Dios que nos ama y n0s quiere salvar. De nosotros depende que esa semilla produzca frutos o se esterilice.

El enemigo sembrará la inconstancia, y la falta de raíces intentará hacernos sucumbir en las pruebas y en las tentaciones. Las preocupaciones y las inquietudes, el nerviosismo y el estrés y la ambición y el afán de las riquezas, o el deseo de los placeres, pueden hacer estéril la palabra sembrada, eso ya dependerá de nosotros.

Pero cuando la semilla se esterilice en un corazón, encontrará eco en otro corazón noble.

La doctrina de Cristo es un grano de mostaza por su tamaño. Pero dejémosla que caiga en la tierra buena de un corazón preparado, reguémosla después con abundancia  de agua de oración y de reflexión y veremos cómo nace y cómo crece fructifica. Hasta el punto de que los pájaros; que son las almas que vuelan y no reptan, busquen cobijo y descanso en sus ramas.

Es más difícil que la palabra de Dios arraigue si no encuentra un corazón de carne, es decir, si no hay en el hombre al menos un inicial deseo de honradez, un clima natural de humanidad, que supone captación de la belleza moral, afecto noble hacia lo bueno, gratitud debida al bienhechor, estímulo ante el progreso moral y el perfeccionamiento.

Diríamos que cuando el alma no vive como espíritu, sino que se materializa, cuando es incapaz de remontar su vuelo más allá de las fronteras del alcance de los sentidos, cuando no calcula más que lo que toca, ve y goza, hace más difícil la germinación del grano diminuto, pero eficaz; poco vistoso pero muy fecundo, de la Palabra de Cristo.

Pidamos a la Virgen de Luján, Patrona de la Patria y de la Gendarmería Nacional, que abra nuestros oídos para oír la voz de su Hijo Jesús, que quiere hablar a nuestro corazón; que ilumine nuestros ojos para que podamos ver las maravillas que Dios Hace en nosotros y a nuestro alrededor todos los días, incluso en medio de las dificultades y de las pruebas que nos tocan vivir y que nos dé un corazón generoso para hacer todo el bien que podamos. Amén. 


Otras secciones

Nuestro Obispado necesita fondos para el sostenimiento de sus seminaristas, para lo cual contamos solamente con su generosidad.

Eventos

Recientes

Descargas

Buscar

Etiquetas

Capellán Mayor del Ejército Capellán Mayor de Gendarmería Capellán Mayor de la Armada Ejército Argentino Capellán Mayor de Prefectura Naval Fuerza Aérea Argentina Armada de la República Argentina Gendarmería Nacional Argentina Administrador Diocesano Prefectura Naval Argentina Monseñor Pedro Candia Capellán Mayor de la Fuerza Aérea

Estamos en FACEBOOK


Síguenos en Twitter

Secciones


Noticias externas


Ejercito Argentino Fuerza Aerea ArgentinaArmada Argentina
Gendarmería Nacional ArgentinaPrefectura Naval Argentina

Av. Comodoro Py 1925 (C1104AAM) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel:(+54 11) 4311-9113 / 7431 Fx: 4311-4081 Email:

Desarrollo: PLNCTON