Entre el 17 y el 25 de febrero, y como parte de las actividades de verano, se realizó la Convivencia Anual de los Seminaristas Castrenses en Bariloche, provincia de Río Negro.

La Convivencia fue presidida y coordinada por Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado y lo acompañaron los Capellanes Mayores, y los Capellanes Luis María Berthoud, Marcelo Méndez, Martín Llanos, Jorge Pliauzer y Gustavo Brianese.

Se alojaron en la Escuela Militar de Montaña “Teniente General Juan Domingo Perón” del Ejército Argentino, y desde allí se realizaron diferentes paseos culturales y recreativos. Se visitó  la Iglesia Catedral de Bariloche, el Monasterio de Carmelitas Descalzas, la Prefectura Bariloche y las unidades de Gendarmería Nacional. Se pudo compartir una navegación por el Lago Nahuel Huapi y se llegó hasta la base del Cerro Tronador.

También se reservó un momento de cada día para la reflexión sobre temas de formación sacerdotal. Las charlas estuvieron a cargo de los sacerdotes presentes y luego se intercambiaron experiencias pastorales para enriquecimiento de los seminaristas que se están formando.

No faltaron las charlas individuales entre los sacerdotes y los seminaristas.

Además de la Santa Misa, se rezaron comunitariamente la Liturgia de las Horas y el Santo Rosario.

El viernes 24, Monseñor Candia presidió la Santa Misa de Acción de Gracias en el patio de armas de la Escuela Militar de Montaña junto a las autoridades y efectivos de la institución, dando así culminación a la convivencia.