Entre el lunes 27 y el viernes 31 de marzo, se llevó a cabo en la Casa de Retiros La Montonera, Pilar, el XXVII Encuentro General de Clero Castrense.

Monseñor Pedro Candia, Administrador Diocesano de nuestro Obispado, dió la bienvenida a los más de 150 Capellanes que vinieron desde todo el país y dió inicio a las actividades que comenzaron con la meditación del Padre Sergio Fochesato, Capellán Castrense de la Fuerza Aérea, sobre cómo un Sacerdote debe vivir la Cuaresma.

El día martes, Monseñor Candia presentó una conferencia sobre los Aportes Pastorales para el Abordaje de la Drogadependencia. Participaron del panel la señora Ministra de Seguridad, Lic. Patricia Bullrich, Monseñor Fernando Maletti, Obispo de Merlo-Moreno y Director de la Comisión Nacional de Drogadependencia y el Padre Sergio Fochesato, Capellán Castrense de la Fuerza Aérea.

El miércoles, tuvieron lugar dos conferencias sobre la Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Laetitia, la primera ofrecida por el Padre Oscar Bourlot, Capellán de la Fuerza Aérea y luego, por la tarde, por S.E.R. Monseñor Alberto Bochatey, Obispo Auxiliar de la Plata.

El día jueves, Monseñor Candia recibió a Monseñor Santiago Olivera, nuevo Obispo Castrense electo y le dio una cordial bienvenida a la diócesis junto a los Capellanes Castrenses y el personal de la curia presente.

Durante el encuentro, los Capellanes trabajaron en equipos sobre diferentes temas pastorales, tuvieron reuniones con sus respectivos Capellanes mayores, ,recibieron la visita de importantes autoridades de cada Fuerza, participaron del rezo comunitario del Santo Rosario y compartieron tiempo fraterno.

El viernes, durante la celebración de la Santa Misa de Clausura, el Padre Ricardo González, Capellán Mayor de la Fuerza Aérea compartió unas palabras de agradecimiento por el trabajo incansable que prestó Monseñor Candia al frente de la diócesis en los últimos diez años, las cuales compartimos a continuación:

“Un muy especial Encuentro terminando

la gran Acción de Gracias Celebrando

por nuestros Capellanes y fieles,por nuestro Obispado

el que tormentas y alegrías ha sorteado y disfrutado.

Creo, doy gracias a Dios por la etapa que termina,

creo, doy gracias seguro mejor tiempo se avecina,

a través de nuevo Obispo Dios nos guía e ilumina.

Pero como hombre y Sacerdote, nobleza obliga

a Dios, a la Vírgen de Luján enorme gratitud nos anima

por Mons. Candia que un día llegó como Administrador,

ante los ataques del lobo, valiente Pastor,

del Obispado Castrense el más firme defensor,

Dios seguro; y ojalá nosotros también valoremos tu labor.

Tu fe,tu paternidad brilló siempre a gran altura

y a nadie queda la duda

de su notable firmeza y sapiencia,

lo que unido a la experiencia

conforma su sacerdotal figura.

De nosotros Pastor cercano en este viaje,

humilde, pero haciendo alarde de coraje

con la verdad siempre predicada

y a pesar que le quemaba

hondamente el corazón,

sacó fuerzas de varón

y en su soledad a la Gracia confiada

supo ser como Cristo, sufriente

y hoy misión cumplida alegre, resplandeciente.

Y porque nos ha querido tanto

damos gracias al Dios 3 veces Santo

por el nuevo Obispo, por Mons. Candia también,

de corazón la bendición levantó,

en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

AMÉN.”