En la mañana del jueves 31 de agosto, tuvo lugar en la Catedral Castrense Stella Maris, una Misa en la que el nuevo Vicario General, Padre Gustavo Acuña, hizo su profesión de fe y juramento de fidelidad. También hicieron lo propio el Vicario Episcopal para la Pastoral, Padre Rodrigo Domínguez, el Rector de la Iglesia Catedral, Padre Diego Pereyra y el delegado para la Pastoral de la Salud, Monseñor Luis Eugenio Ferrari.

La celebración fue presidida por Monseñor Santiago Olivera, Obispo Castrense, y concelebraron el Capellán Mayor del Ejército, Padre Oscar Naef, y el Padre Enrique Saguier Fonrouge.