Entre el lunes 9 y el viernes 13 de octubre, en El Cenáculo, La Montonera, Pilar, se desarrolló el retiro espiritual anual para los capellanes que desempeñan su labor pastoral entre los miembros de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad y también a sus familias.

Se trata del primer retiro que comparten con Mons. Santiago Olivera, quién comenzó su ministerio como Obispo Castrense el pasado 30 de junio.

Fue predicador Mons. Fernando María Cavaller, presidente de la Asociación Amigos de Newman en la Argentina, que acaba de cumplir sus 25 años desde su fundación.

Participaron 74 capellanes provenientes de todas las latitudes del país.

Mons. Olivera, luego de presidir la misa de clausura en el medio día del viernes, agradeció en nombre de todos los capellanes la disposición de Mons. Cavaller para con el Obispado Castrense.