obcastrensearg_papa francisco elecciónDesde el Obispado Castrense de Argentina, saludamos en este día al Santo Padre, rezamos por Él y damos gracias a Dios por su servicio.

La noche de aquel 13 de marzo de 2013, lucía una versión de invierno de lluvia y frío en el estado Vaticano, mientras en Plaza San Pedro, pese a la postal nada limitaba a los fieles. Es que la buena nueva había cruzado el mundo entero, el humo blanco que emanó de la chimenea emplazada en el tejado de la Capilla Sixtina, anunciaba que había un Papa nuevo electo. El Colegio Cardenalicio había seleccionado al Papa número 266, por su parte, en Plaza San Pedro, la Guardia de Gendarmería Vaticana, escoltada por la Guardia Suiza, con uniforme de Regalía, iniciaban los festejos , mientras las alabanzas de millones de católicos en el mundo esparaván el anunció de quién sería el nuevo Vicario de Cristo.

El bullicio de los fieles en la plaza, acrecentaban la ansiedad propia de conocer al nuevo Papa, ellos, tuvieron la bendición de asistir, de estar presentes a este momento tan especial para la fe católica, quienes sin saberlo, lentamente se fueron dando cuenta que eran protagonistas de la presentación del nuevo Papa.

Eran las 20:10, hora de Roma, cuando las puertas del balcón del Palacio Pontificio se abrían y el Cardenal Tauran anunciaba, ¡Habemus Papam!, es el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, de Argentina y adoptó como nombre: “Francisco”. El Papa era Argentino, por primera vez en la historia, un Papa de América se convertía en el Vicario de Cristo, el gozo fue supremo y el frío de la noche europea se transformaba en la gran fiesta de la Iglesia Católica.

Jamás olvidaremos ese grito de los fieles presentes, que clamaban su llegada al Pontificio… Allí, las puertas se abrieron y su figura irradiaba esa fuerza del Espíritu Santo. Las cortinas se corrieron y llegaba nuestro Papa Francisco, quién dijo desde el balcón: Hermanos y hermanas ¡Buenas Tardes!, agradeciendo inmediatamente a sus hermanos Cardenales dijo que, debían elegir al Obispo de Roma y lo fueron a buscar al fin del mundo…

De aquél momento, transcurrieron 5 años y la emoción no cede, qué Don tan maravilloso tenemos los Argentinos y el mundo al recibir a nuestro Papa Francisco, su figura no deja de crecer, su importancia, su compromiso con los temas más difíciles, allí está nuestro Papa. Las campanas de Roma aún resuenan en nuestros oídos, el mundo recibía al primer Papa de Latinoamérica.

Un lustro y tanta historia escrita por nuestro Papa, el mismo que dijo y dice, Dios jamás se cansa de perdonarnos (…). ¿Padre, cuál es el problema? El problema es, que nosotros nos casamos de pedir perdón…

No olvidemos jamás, que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercitar el poder, debe entrar siempre más en aquel servicio que tiene su vértice luminoso sobre la cruz…

No se dejen caer nunca en el desaliento.

La nuestra, no es una alegría que nada tiene del poseer tantas cosas, sino que nace de haber encontrado una persona: Jesús, que está en medio de nosotros. Nace del saber que con Él no estamos solos. Aún en los momentos difíciles.

Y por favor, ¡no se dejen robar la esperanza!

 

Le puede interesar:

A 5 AÑOS DE LA ELECCIÓN DE PAPA FRANCISCO, MONS. OLIVERA ESCRIBIÓ “PASTORES CON OLOR A OVEJA”