obcatrenseargentinaarg_mons olivera entronización santo brocheroEl Palomar | Mons. Olivera entronizó la imagen del Santo Brochero en la Parroquia Cristo Rey, fue en la noche del viernes 16, en la misma fecha del natalicio y fiesta de San José Gabriel del Rosario Brochero. Nuestro Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera quien tiene un profundo cariño con la región, pues el tempo pertenece a la Diócesis de Morón, de donde es oriundo, llevó adelante la muy especial ceremonia.

Concelebraron, el Párroco, Fernando Laguna y el Padre, Juan José Cencig, quienes estaban acompañados por dos Diáconos permanentes y los feligreses de la iglesia del oeste de la provincia de Buenos Aires. En su homilía, Mons. Olivera, se encargó de señalar con palabras sencillas y concretas quién era San José Gabriel del Rosario Brochero, aportando, él nos recuerda que ser Santo no es para los genios, sino para nosotros.

A continuación compartimos un resumen de la Homilía de Mons. Santiago Olivera:

 

“Brochero es un hombre totalmente actual”  

Los Santos siempre se adelantan a los tiempos y Brochero se adelantó a los tiempos. Brochero fue muy de su pueblo, en medio de los hombres, fue un hombre con los pies en la tierra pero con su mirada y su corazón en el cielo.

Con Brochero nos alegramos no solo porque tenemos un buen intercesor, un buen amigo de Jesús, sino también un modelo para nuestra vida cristiana, él es un referente de aquél que respondió a la Vocación Bautismal. Todos,  laicos,  pueblo de Dios, hombres y mujeres,  debemos preguntarnos ¿qué nos dice la figura del Cura  Brochero?

Brochero es Patrono del Clero Argentino, un gran referente que nos recuerda que ser santo no es para los genios sino para nosotros. Nos recuerda que debemos transitar el camino de la confianza. San Juan Pablo II decía, en el año 2000, quien pide el Bautismo es lo mismo que decir “Quiero ser Santo”.

Un bautizado es un cristiano que presenta a todos a Jesús. La santidad es la primera vocación a la cual debemos responder, buscar, desear, rezar, para ser templo de Jesucristo Vivo, para que con nuestra propia vida anunciemos el Evangelio.

Quizás, todos los días al terminar nuestra jornada,  podríamos preguntarnos: con mi corazón, mis criterios, pensamientos y actitudes  ¿anunció el Evangelio?

Nuestra  tarea será siempre vivir el Evangelio de Jesús, ésta es nuestra vocación. Brochero entendió lo que significa anunciar el Evangelio, puso a su gente de cara con Jesús. La  intuición, la mirada honda de Brochero fue trabajar para el bien de su  pueblo y de su gente, supo que la transformación de su pueblo y de su gente iba a pasar por el encuentro con Jesucristo. 

Al anunciar el Evangelio, Brochero, prefirió a los más condenados, aquellos más perdidos, a los descartados, porque esta es la manera de amar de Jesús. Jesús  ama a todos, Jesús ama siempre, Jesús ama primero. Esto tiene vigencia hoy y tiene vigencia hasta el fin de los tiempos. La predicación del Evangelio será siempre el encuentro con Cristo.

Asumamos el compromiso de amar a Dios con todas nuestras fuerzas y amar a nuestros hermanos por amor a Dios. Así lo entendió nuestro Santo Cura que hoy celebramos, y que la Argentina tiene que ir descubriendo y conociendo cada vez más, porque es un Santo ciudadano, porque es un hombre que se comprometió con la historia y con su tiempo, porque es un pastor con olor a oveja y Pastor con olor a Dios. ¡Ese es Brochero!

Damos gracias a Dios por este modelo para nuestra vida. Pedimos en este día, por los sacerdotes, por los diáconos, por los  consagrados, para que también nuestra presencia hable de Dios, para que estemos anclados en los hombres de nuestro tiempo y en la historia que nos toca. Que así sea.

 

 +Mons. Santiago Olivera

Obispo Castrense de Argentina